Repsol y Tierra Ejército llevan los combustibles fósiles a la Antártida

La base española Gabriel de Castilla pretendía abrir sus puertas un año después en la Antártida. Los militares del Ejército se ocupan de su mantenimiento y logística para que científicos de toda España puedan desarrollar sus proyectos durante el periodo sur como parte de la misión más fuerte de las Fuerzas Armadas. Pero además, esta 37ª Campaña Antártica será la más sostenible gracias a Repsol, que aporta los combustibles que la base necesita para tener luz, agua caliente y calefacción. Se trata de combustibles 100% renovables que reducen inmediatamente las emisiones. Los combustibles renovables de Repsol fueron suministrados para esta misión desde el centro de innovación de la compañía, el Repsol Technology Lab, porque la temperatura en la isla Décepción, (archipiélago de las Shetland del Sur) donde tiene su sede, se puede leer en alcanzar los 30 grados bajo cero. Noticia Relacionada estándar No Confirman la presencia de chimenea aviar por primera vez en Antártida. El virus fue encontrado en dos muestras de páginas muertas, cerca de la base argentina ‘Primavera’. La Base Española Gabriel de Castilla cuenta con diferentes módulos, como el edificio de viviendas donde se ubican las habitaciones y dormitorios, el módulo científico que sirve para liderar proyectos de investigación , y otros destinados al mantenimiento y actividad en la isla. Para dotar de energía a estas instalaciones será necesario utilizar 2.000 litros de diésel 100% renovable que, según Repsol, supondrá una solución sostenible sin necesidad de modificar las instalaciones existentes en la base de Gabriel de Castilla. La XXXVII Campaña Antártica cuenta con 13 efectivos del ejército y está en contacto con la presencia de un total de 29 investigadores para desarrollar sus proyectos.