Open de Australia: Alcaraz vio un tocado Shang y el placer de su Victoria MS FCil en un Grand Slam

Open de Australia: Alcaraz vio un tocado Shang y el placer de su Victoria MS FCil en un Grand Slam

Actualizado

Era una curiosidad, otra situación. Por primera vez en tu carrera profesional, después de haber disputado exactamente 200 apariciones en la ATP, Carlos Alcaraz se encuentra ante un rival ms joven que l. Desde hace 20 años y 8 meses, España se sitúa en la tercera posición del Open de Australia en China Juncheng Shang, del 18 de agosto a 11 meses. Era una curiosidad, otra situación. Hasta que impez el duelo y dej de serlo.

La educación de Shang fue decisiva desde el primer minuto: esperaba energía, creatividad, entusiasmo, pero por su parte, su inexperiencia. Antes, Alcaraz aprovechó su victoria sobre Doña Plácida en un Grand Slam (6-1, 6-1 y 1-0 en una hora) y está en los octavos finales de Melbourne, donde estas lunas son calumniadas en Serbia Miomir Kecmanovic.

Seguramente a Shang le perjudicaron unas molestias en el cudriceps de la pierna derecha que le obligaron a jugar con un vendaje, a pedir a tiempo muerto médico y ultimamente a retirarse. Pero nuestros problemas fueron más que eso. En su estreno en una pista central, el rebosante Rod Laver Arena, el chino se encogi y Alcaraz lo llev por delante. Zurdo et duo d’un sacque completejo, pudo haber sido un adversario difícil y fue todo lo contrario.

En el conjunto de cartillas hay 13 errores que no fueron forzados por una presentación ineficaz. Mientras Alcaraz volaba en la pista, se mostró muy agresivo con la derecha, se iluminó como una bola preciosa en el camino, Shang no saba qu hacer, a dnde tirar, cmo responderur. Hay algunas opciones de ruptura desesperadas -seis de nueve en concreto-, España tarda menos en resolver este periodo y declarar su camino. Luego, en el segundo set, el chino se encontrará en la pista, con mejores tiros y parreci despertar, pero justo en ese momento, el fren el dolor sobre la piedra. Es instantáneo. Durante el tiempo muerto, Alcaraz se separa de los bailarines aficionados y Shang se entera de que su primera fiesta antes de un Top 10 en un Grand Slam había pasado. Ambos aguantaron unos queantos juegos más con la máxima profesionalidad posible y ya est.

“Tengo que jugar mejor”

“No hay forma de ganar, espero que Shang se recupere rápido”, comenta el duro Alcaraz, que difícilmente puede sacar conclusiones de su encuentro. En efecto, confiesa, al parecer, después de haber realizado una breve entrevista para realizarse en Australia.

«Hemos visto el éxito de los participantes en este Grand Slam desde el final y la semana pasada. Tengo que jugar mejor y mejor si quiero seguir avanzando», confía al español, que este sbado vivi una jornada incluso plcida de lo esperado.