Nicolás Maduro se opuso a Javier Milei: “En Argentina está la extrema derecha neonazi, que dice recolonizar América Latina”

Actualizado

Ataca contra el presidente electo argentino, contra la oposición venezolana e israelí en su programa de televisión

Nicolás Maduro, esto luna en su programa de televisión.MARCELO GARCÍAAFP
  • Privatizaciones masivas El estreno de Milei como presidenta electa
  • Victoria Villarruel La “Dama de Hierro” de Javier Milei

«Padre Venezuela no han pasado ni pasarn! ¡Venezuela sigue viviendo como una tierra libre y bolivariana!”, reacción Nicolás Maduro casi un día después de conocer la victoria de Javier Milei en Argentina y la consecuencia de la derrota de sus alias peronistas. Los mandatos bolivarianos evitan mencionar el nombre del presidente electo, pero se emiten con saa en contra: «Gan la extrema derecha neonazi en Argentina, Llamamos a reflexionar sobre la cirugía de los centros ultraderecha que pretenden imponerse para volver a la recolonización de una América Latina e imponer modelos extremistas».

Maduro asegura que la nueva administración «de extrema derecha pretende llevar a cabo un proyecto colonial en toda América Latina y Caribe. Desde Venezuela siempre vamos a decir nuestra verdad, respetamos el voto del pueblo argentino, que va a ir». Desde el oficialismo se compara insistentemente con la nueva líder opositora, María Corina Machado, con el grupo político de Milei, pesa a que sus conocidos los lazos de Venta Venezuela con oposicina Mauricio MacriPatricia Bullrich.

Durante su bienvenida al nuevo presidente, Machado tampoco felicitó a Milei, recordando además la acción política de Macri y Bullrich, quienes también están en contacto con buena parte del apoyo de los emigrantes venezolanos en el país austral. «El juego está cambiando y la libertad avanza en América Latina», sentenció la ganadora de las primarias opositoras, que Seg todas las encuestas aplastara a Maduro. en las urnas en llevarse en cabo hoy durante las elecciones presidenciales en Venezuela.

Maduro no se pronunció contra Milei, asegurando que “no podemos llamarnos, es una amenaza formidable la legada de una extrema derecha con un proyecto absolutamente colonial, corroído por el imperialismo norteamericano”. Finge estar en apuros con el estado, con los derechos sociales y el establishment en el continente, que dio origen al proyecto ultraliberal llamado por ellos liberal, que se impuso en los años 70 con la Copas Estatales Pinochet en Chile, Copas Estatales Videla en Argentina y Uruguay. “Establecer un estado de represión, paramilitar y parapolicial”, asegura el “presidente pueblo”.

«Venezuela se mantiene como una trinchera del verde, Justicia, cambios progresistas, derechos ciudadanos», declaró sin excluir a Maduro, quien aprobó su programa semanal de televisión para «dictar» una clase de historia a un grupo de universitarios a quienes levantarán los estudios del canal.

«Lean la historia de la Alemania nazi y las terribles cremas que cometi Hitler. Nazismo, la ultraderecha nazista (sic), que pretende resucitar varios polos. El polo principal es fr. Tel Aviv, a ultraderecha racista, nazista, sionista… Los valores de la patria frente a la ultraderecha que está surgiendo en el mundo”, remachó.