Llegó al país el tercer vuelo con argentinos repatriados de Israel

Llegó al país el tercer vuelo con argentinos repatriados de Israel

Un tercer vuelo de Aerolíneas Argentinas trajo este viernes al país a un nuevo contingente de ciudadanos argentinos que decidió dejar Israel tras el inicio del conflicto con Hamas, con arribo a Buenos Aires desde Roma como parte del operativo «Regreso Seguro» que despliega el Gobierno nacional en un trabajo conjunto de la Cancillería, el Ministerio de Defensa y las Fuerzas Armadas.


El Airbus 330-200, con número de vuelo AR1091, aterrizó en el aeropuerto internacional de Ezeiza a las 15.49.

La aeronave había partido el jueves a la mañana desde Ezeiza y llegó a la capital italiana poco antes de la medianoche en calidad de «Ferry», es decir sin pasajeros y sólo con la tripulación a bordo.

Tras recargar combustible y proceder al embarque de los 229 argentinos que habían sido trasladados hasta Roma por los aviones Hércules C-130 y Boeing 737 de la Fuerza Aérea Argentina, el avión emprendió el regreso a la Argentina, con 229 pasajeros, entre los cuales había 14 militares que estuvieron cumpliendo funciones en la zona y una mascota.

El presidente de Aerolíneas Argentinas, Pablo Ceriani, explicó que «hasta el momento hemos traído de vuelta al país más de 730 personas» y detalló que «entre nuestra base en Roma y los recursos con los que cuenta Cancillería ahí, estamos enfrentando una situación sumamente dramática».


El funcionario remarcó que «una vez más, Aerolíneas Argentinas pone sus recursos a disposición de una emergencia, demostrando la importancia de contar con una línea de bandera».


Mientras tanto, los aviones Hércules C-130 y Boeing 737 de la Fuerza Aérea Argentina continúan realizando puentes aéreos entre las ciudades de Tel Aviv y Roma, para repatriar a los más de 1.500 argentinos que se inscribieron para ser evacuados de Israel.

El primero de los vuelos llegó el 15 de octubre con 246 pasajeros, en su mayoría jóvenes, que habían viajado por un intercambio de estudios. Aquel día el Aeropuerto de Ezeiza se transformó en un sinfín de lágrimas, abrazos y emociones. Una sensación de alivio que se vio reflejdo en las caras de cientos de padres, de madres, de hermanos, de tíos y de abuelos que esperaron con brazos abiertos a sus seres queridos.

El segundo vuelo llegó el 17 de este mes con 262 pasajeros a bordo. En declaraciones a TN, dos chicas jóvenes contaron que los útimos días en Israel «fueron un horror».

«Estábamos en un kibutz al norte y nos enteramos a las 9.30 de la mañana, nos llama nuestro coordinador y nos dice que estaban tirando misiles en Tel Aviv y que habían entrado terroristas. Nosotras recién nos levantábamos, asi que no entendíamos nada».

«Dijimos ‘será una situación normal que se va a calmar’ y las noticias eran cada vez peores. Al principio pensamos en quedarnos, pero un momento salieron los vuelos de repatriación. Volver llegó como una propuesta de nuestros papás, primero nos quisimos quedar, pero al final fue una decisión en conjunto», comentó una de ellas.

De acuerdo con lo informado por Cancillería, son casi 1.500 los argentinos que solicitaron la repatriación desde la zona de conflicto.

Con información de Télam