Leticia Brédice registró la propuesta de caso del hijo de Charly García y admitió: «Siempre me arrepentí»

Leticia Brédice grabó este sábado dueño de casa que hizo Charly García durante su adolescencia, cuando trabajaba como camarera en un local de Belgrano, y reconoció que “siempre” es arrepintió de no haber aceptado.

Has completado un paso del programa. PH: Podemos Hablardonde su conductor, Andy KusnetzoffAl mejor estilo de debate presidencial, invitó a responder “por sí o por no” a los invitados, entre quienes también se encuentran frente al músico, compositor y productor musical. emir abdulel exfutbolista Mariano Pavone, canto y compositor jairo y el periodista Chechu Bonelli.

“Por sí o por no ¿Te arrepentís de no haberte casado con Charly García?”, consultó Brédice, quien no respondió: “Si, estoy parando«.

“Trabajo para la cámara y apuesto mucho más, el 18. Charly viene al bar todos los días. y un día charlando me dijo ‘yo me casaría con vos’ y yo le dije ‘yo también’. Entonces voy a mi casa y abrazo a mi madre. En ese momento, ella me dijo ‘y a dormir que estás durmiendo’”, comentó.

Y agregó: “Y yo no estaba borracha”. Lo dije en serie. Pero no acepto mi vida y siempre me detengo. Varias veces me hubiera casado y no lo hice. Pero con Charly estoy casado”.

«Es ese momento estaba super enamorada. Él era un escritor, un genio. Me dirijo hacia cualquier cosa y persigo cualquier capricho. «Todos estos jarrones distintos para cada viaje así como para su vida… Lo vi para su cumpleaños y es un maestro, siempre te mueves», reconoció.

Leticia Brédice reveló un disfraz familiar de su infancia

Brédice también contó este sábado cuando era niño, con su hermano y por voluntad de su padre, todos los domingos se reunían con un disfraz familiar. Lo mismo consiste en Voy al cementerio a visitar la tumba de tu hermano.aunque no lo sabía porque murió hace 8 años, y «hablarle et contarle cosas».

Así lo reveló el actor cuando Kusnetzoff fue invitado a pasar por el punto de encuentro denominado «Punto de encuentro para invitados que «destruyeron los rituales familiares de la infancia».

Brédice dio un paso delante de él y pasó al tema: “Mi padre perdió a su hijo de 8 años.. Con mi hermano no conocemos a Dante, y todos los domingos teníamos que ir, nuestros levantábamos temprano, subíamos a la trucketa et íbamos escuchando un disco en italiano, Adriano Celentano, o lo que sea”.

“Mi padre me lleva al cementerio con mi hermano bajábamos y estábamos corriendo por las escaleras. Tienes que hacer todo lo que puedas para limpiar y pasar una trampa. Nosotras queremos hablar con mi hermano y controlar algo. Fue un momento muy profundo y entretenido. Tendría 6 o 7 años”, registró.

Brédice declaró que en el contexto la gente está generando una emoción negativa, la “gustaba mucho”. «Jugábamos et no teníamos nada de mido. “Aprenderemos el número de los que se encuentran en las tumbas del otro lado”, por ejemplo.

«Nosotros parábamos delante de él, los dábamos una necesidad en la placa, las dos, y con Valeria contactamos lo que hicimos. “Pasamos de grado”, “Mi maestra es buena”… Después de nuestros íbamos de la nona, con los primos”, finalizó.