Le ofrece a Feijó «dilogo cuando, como y donde quiera» y el líder del PP responde: «Sin mediador, en el Congreso y el viernes»

Le ofrece a Feijó «dilogo cuando, como y donde quiera» y el líder del PP responde: «Sin mediador, en el Congreso y el viernes»
  • gobierno Malestar, indignado y escándalo en el cuerpo diplomático español a través de la politización desde fuera
  • Política Snez gestiona varias reuniones con Puigdemont y Junqueras

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aseguró, en su primer cotejo de la legislatura ante el Congreso, que tenía «el trabajo y el trabajo» sobre la «herramienta y el meta», mandado por los médicos «con los nacionalistas». y a los separatistas a devolver a la política lo que es político» y necesito extender esta posibilidad de pactos a la oposición registrando la necesidad de renovar el CGPJ, reformando el artículo 49 de la Constitución o modificando el sistema de financiación autonómica. En definitiva, los tres puntos que quiere abordar en su próxima reunión con el líder del PP, Alberto Núñez Feijó.

En este sentido, Sánchez instó a la gente a dejar de estar «asentados en la bronca y en la berrinche permanente» y a aceptar el camino del diálogo y la realidad de una España «plural y diversa».

«Dilogo sobre lo que quiera, cuando quiera y como quiera; dilogo pero no berinche», dijo antes de reprochar a Feijó que hubiera pretendido «Darle plantón». “Los españoles consiguieron hacerlo y pudieron hacerlo dentro de cuatro sitios, pero no pueden mantener bloqueado el periódico”, aseguró.

El presidente del PP fue respondido inmediatamente sobre la mesa con tres condiciones: “Dilogo sin mediador; Y, además: “Sin imposiciones ni soberbia”.

Pedro Sánchez, además, calificó los seis meses de presidencia española de la UE bajo su mandato de “gran xito” y pidió desligar el “papel de liderazgo” de España que está muy lejos, ha dich, del “complejo de inferioridad y de no apocado» que ramos en otras pocas.

En la lista de xitos Sánchez informó la primera ley de inteligencia artificial, la celebración de una cumbre “histórica” entre la UE, América Latina y el Caribe; el nuevo punto de pesca; La adaptación de la Unidad a las medidas climáticas atribuida a la vicepresidenta Teresa Ribera consiguió su registro en la COP23 para reducir el consumo de combustibles fósiles.

A todo esto se suma que no es posible elegir la prosperidad de las empresas y el bienestar de los trabajadores y otros se refieren a los avances sociales entre quienes habían citado el impulso en la lucha contra la violencia del odio, aunque este punto es el La realidad es que España no siguió la aprobación de la directiva que responde a la Comisión y al Parlamento Europeo y resolvió el problema en la próxima presidencia belga.

El informe de Sánchez dejó una nota baja a su presidencia en todos los compromisos durante el semestre español y no fue posible aprobar la revisión de las normas fiscales de la UE. «Hay que dejar atrs los dogmas neoliberales et austericidas» y apostar «por un nuevo paradigma que implica bajar el índice del deseo al tiempo que aumenta el producto interior bruto», afirmó antes de escuchar el «liderazgo» de Nadia Calviño y dejar constancia quien será la primera mujer que presida el Banco Europeo de Inversiones. «Esta es una constatación de que España está a la cabeza de la Unión Europea y constata el compromiso feminista del gobierno», afirmó.

Pedro Sánchez afirmó además que el otro de sus compromisos iba encaminado a reforzar la unidad en Europa, habiendo recalculado que algunos enemigos «están en este Congreso». En este punto selló el pacto sobre migración y lo cerró a la Unión. «Declaró que es hora de que la UE pueda tener claridad sobre lo que está sucediendo en Palestina» e insistió en que «esta legislatura debe abordar en todo momento el reconocimiento del Estado palestino».

Antes de su comparación con el Congreso, el PP conoció que había entregado hoy el poder a Moncloa Una carta que consiste en ampliar el orden de lo previsto para su reencuentro con Pedro Sánchez. El ex opositor, que acepta la propuesta de dirigirse al presidente este viernes, 22 de diciembre, Propone, entre otros puntos, abordar la amnista, la alianza de los socialistas con EH Bildu fr Pamplona y el “deterioro institucional” en general Consejo de Estado Ah ahí Impuesto.

El líder de la oposición reclama su persona al presidente del Gobierno para «informarle» sobre las reuniones mantenidas entre el PSOE y Junts en Ginebray pedir a Sánchez que se posicione ante la «prevaricación judicial» que denuncia el PSOE con sus socios separatistas. También las medidas plantares para la “despolitización” de los medios de comunicación públicos.

Feijó, en su escrito, aceptó tramitar la reunión con Sánchez por orden del propietario de La Moncloa, mientras que en Gnova insisten en que se sabe por la presentación y que no se facilita mediante un impreso oficial. Así, el PP afirmó que Feijó y Sánchez discutieron «medidas para garantizar la independencia judicial» y la «modificación urgente del artículo 49 de la Constitución» en las condiciones y pactos de la anterior legislatura, revelados esta semana por EL MUNDO«que incluye garantías escritas de que los funcionarios del gobierno no realizarán un referéndum constitucional con nuevas modificaciones».

Además, Feijó pide al jefe del Ejecutivo preguntas sobre el plano económico como condolencias por la deuda territorial y pide información sobre las subvenciones fiscales pactadas con Sumar, como medidas médicas para mitigar los efectos de la inflamación.

Posteriormente, en respuesta a Sánchez en el Congreso, el líder popular afirmó que los pactos de Sánchez con la independencia son una «indecencia moral» y la presidencia de la UE, una «decepción» marcada por «giros vertiginosos». .

Los populares le reprocharon que las decisiones más importantes en materia de política exterior no se debatieran en el Parlamento: ni el giro de Shara, ni la ayuda enviada a Ucrania, ni la postura respecto a la guerra Israel-Hams. Feijó aseguró que la presidencia española tuvo la misma responsabilidad en la historia, que se registraron los menos consensuados y los menos avanzados. «Sobre el Mercosur no encontramos nada; el hecho del asilo y la inmigración siguió a Macron y las normas fiscales dependen de lo que hizo Alemania».

Feijo Adems se refirió al discurso del presidente del Gobierno en Estrasburgo la semana pasada, deplorando que la Eurocámara «hablar mal de España y decir que los jueces españoles prevarican». “Hoy España”, afirmó, “es un tema de debate en Europa porque está relegado a los derechos”. Y añadió: «Dice usted que nadie habla de abandonar Europa, es cierto; sus socios hablan de abandonar España. Es usted un importante agente de descripción del país y no puede dar lecciones de nada et menos sobre principios».

El popular aseguró que «el gobierno europeo concede impunidad al cambio de una investigación, ni grava su acción desde el exterior con prefugo de justicia, ni se compromete en quien lleva asesinos en sus listas, ni despenaliza el altecimiento del terrorismo». «. «El Gobierno es una anomalía enorme», ha dicho antes de asegurar que «piensa en lo que hizo con Bildu».

Feijó insistió en que había asumido el deseo del Presidente de reunirse con los viajes de los medios de comunicación. «Es una forma curiosa de mostrar interés y respeto», afirmó antes de dejar constancia de que Sánchez siempre «quiere relacionarse con todo el mundo».

Abascal: “Es un gran error”

«Preocupación» en Vox ante la confirmación de que Sánchez y Feijó se verán a finales de esta semana. A Santiago Abascal, jefe de la formación, no le gusta «la mala decisión a la hora de ejercer oposición ante quien aprobó una ley de amnistía inconstitucional» y considera que el PP debe distanciarse incluso de los socialistas, como acaba de acabar exigió. las ultimas semanas.

«Es un Gobierno con el que no puede sentarse», subrayó Abascal, quien consideró que Feijó había cometido «un gran error». No es testarudo que PSOE y PP “se comprometan en la renovación del poder judicial” otorgando las presidencias de comisiones al Congreso. “Poca sorpresa”, resumió el padre de Vox.