La emoción del embajador japonés ante la pancarta de su país situada en un pueblo de Soria de 25 habitantes

La emoción del embajador japonés ante la pancarta de su país situada en un pueblo de Soria de 25 habitantes

Por esos ‘Campos de Castilla’ de la provincia de Soria que tan bien contó Antonio Machado estaba Takahiro Nakamae es este día de Navidad. Y esa es la razón por la cual Embajador de Japón en España.y, de arrepentimiento, ahí estaba, su vista no le estaba jugando malas pasadas, inconfundible, era la bandera de su país.

Lo llamativo, que dondeaba la profesora nipona Ninguna era, ni embajada ni consulado. Tampoco habrá un edificio oficial. Y más aún, qui estaba -y está- en uno pequeño pueblo de unos 25 habitantes: Gormaz.

Tengo al propietario Takahiro Nakamae a quien conocí en su perfil de X -antes Twitter- en “una experiencia muy emotiva”, como calificativo, minetras hacía turismo navideño por la provincia de Soria. “Pasó por un pueblo llamado #Gormaz. Es una comunidad pequeña, con 20 o 30 casas. En el centro del pueblo encontré una casa que lleva la bandera japonesa”, reconoce el embajador en su comentario en la red social roja.

Takahiro Nakamae ya no está con la persona que está allí y que era este edificio que lo hace sentir un poco más cerca de su país cuando pasa a unos 14.000 kilómetros de Tokio.

Entonces, como el mismo cuenta en un post, se bajó del coche y, pie en tierra, descubre que “ahí desde 2019, el recuerdo continúa una visita a un colegio de nuestra embajada en el posada municipal«. Sí, el edificio en el que la Bandera de Japón comparte protagonismo en un mástil junto a la provincia de Soria es el alojamiento para el alojamiento de los peregrinos que recorren la ruta de los Caminos de Santiago ‘El Cid’.

Una placa en la que también está fotografiada la embajadora y que ésta colocó en X registra esta estancia que Gormaz no encontró. “El albergue municipal Caminos de Santiago “El Cid” fue registrado por primera vez el 11 de mayo de 2019 por Señor Ministro de la Embajada de Japón en España», reconoce el cartel en la fachada de lo inmutable.

“El señor Kaoru Shimizu está acompañado de su familia y amigos. Fueron fue recibido por los vecinos de la villa de Gormaz, los cueles mejoraron la visita de insignias de invitados color canela», lo colocó Prosigue.

Cuando Takahiro Nakamae visitó Gormaz no fue recibido oficialmente, pero se encerró para inmortalizar su estancia. “Mi visita fue personal y se realizó sin previo aviso.por qué sabemos que este pueblo siempre se festeja como nuestro amigo”, agregó en otra publicación de su perfil en la red social roja.

El embajador continuó su camino, sin dejar fotos y teniendo un video de lo que está pasando y mostrando el “suntuosa fortaleza califal” de Gormaz, encargado de construir el Califa Al-Haquem II a finales del siglo X, y aplaudir con los correspondientes iconos y la lema turística de la Junta “Castilla y León est vida”.