El pueblo valenciano “orgulloso de su iglesia” que participó en la restauración del templo “en un tiempo récord”

El arzobispo de Valencia, monseñor Enrique Benavent, celebró este paso encabezando la solemne misa de acción de gracias por la rehabilitación y restauración de la parroquia de San Vicente Mártir de la localidad valenciana de Guadassuar, “un pueblo orgulloso de su iglesia y patrimonio de la gran ciudad de este templo”, estableció el Parque Juan Sivera.

El orgullo de los feligreses de su iglesia parroquial, del siglo XVI, sólo se dice con palabras: se demostró con “una colaboración importante, porque en sólo dos años reunimos a los transportistas necesidades económicas para garantizar aproximadamente el 60% de la obra”, explica.

Así, desde que el Consejo Pastoral propuso y aprobó la intervención, “es muy importante la respuesta de la gente a esta intervención en su iglesia parroquial, desde el primer momento, muy buena. Toda la comunidad parroquial lo vio necesario y se volcó con la iniciativa al cien por cien.

«El supuesto inicial superaba los 900.000 euros, de los que actualmente necesitas 380.000 euros para continuar y ya has sucumbido a 530.000 euros», el ayuntamiento con los puertos de feligresesal tratarse de subvenciones del Ayuntamiento de Guadassuar y de la Conselleria de Cultura, es un edificio catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC)”.

Para beneficiarse de este importante transporte económico, los feligreses de Guadassuar dar seguimiento a varias iniciativas “que son notorias” y esa parte de esta iglesia orgullo por su iglesia, orgullo que hoy es la mayor, si cabe, tras haber recuperado toda la luz y esplendor de este magnífico templo”.

Los dragones góticos “asoman” sobre sus cabezas

Uno de los aspectos más relevantes de esta intervención fue el hallazgo «histórico», y la posterior recuperación, de unas pinturas góticas de un dragón policromados (un total de 16) que fueron descubiertas en los arcos del bosque, bajo la ornamentación barroca. .

El resultado de la rehabilitación y restauración, estas obras continúan durante unos dos años, «es magnífica» y en conjunto «sobresale este descubrimiento porque los templos del siglo XVI aún quedan más en la Comunidad Valenciana pero Estos dragones color canela bien conservados son un patrimonio muy valioso. (Este es el caso documentado en la Comunidad) y por eso hay un valor añadido que está en el mismo lugar”, explica Xavier Ferragud, uno de los 17 restauradores de arte y restauración de Sanchis Ferragut, empresa responsable de los trabajos en el interior de la parroquia.

Los dragones “asomaron” en las cabezas para quitar la ornamentación barroca, cortando los estucos y dorados, en la parte alta del presbiterio, en los arcos de la bóveda, “una zona muy deteriorada”. After “se realizó unas catas, se documentó el hallazgo et se decidió, por parte de la parroquia, el Arzobispado y la conselleria de Cultura, qui se sacaran a la luz, por lo que ahora pueden ser vistos si se visita el templo”, » añade Ferragud.

Una primera fase de “emergencia”

Antes de la restauración interior, los trabajos comienzan con una primera fase exterior que consta de la reparación de la cubierta«que era urgente porque estaba muy deteriorado y con Grietas y humedades que provocan los parfaits.«. Esta reforma exterior corrió a cargo del estudio HAC 90 Arquitectes, de Valencia.

Además, la intervención permitió lograr “una Limpiar toda la succión acumulada., consolidar los materiales y técnicas utilizadas y reintegrarlos, con las mismas técnicas y materiales originales, de modo que el resultado sea un conjunto completo apto para el culto. Por tanto, “el resultado es la recuperación y restauración de la ornamentación barroca, con todos los preciosos, dorados y estucos, que recubren las obras góticas, a excepción de las pinturas de los dragones”.